Norberto Rivera afirma que el ano no está diseñado para recibir

El cardenal Norberto Rivera vuelve a causar polémica por hablar de las relaciones homosexuales, en un artículo publicado por la Arquidiócesis Primada de México, a través de su semanario Desde la Fe, donde se refieren que el ano no está diseñado para recibir.

La mujer tiene una cavidad especialmente preparada para la relación sexual que se lubrica para facilitar la penetración, resiste la fricción, segrega sustancias que protegen al cuerpo femenino de posibles infecciones presentes en el semen

En cambio, el ano del hombre no está diseñado para recibir, sólo para expeler. Su membrana es delicada, se desgarra con facilidad y carece de protección contra agentes externos que pudieran infectarlo. El miembro que penetra el ano lo lastima severamente pudiendo causar sangrados e infecciones

Pero el arzobispo no sólo se refirió a las relaciones gay sino también a las lésbicas, argumentando que “dos mujeres pueden contraer graves enfermedades de transmisión sexual, así como daños por la penetración de objetos que sustituyen el miembro masculino”.

Asímismo, en el texto señala que las personas que tienen atracción al mismo sexo, contraerán alguna enfermedad de transmisión sexual como VIH, herpes, papiloma humano, sífilis o gonorrea.

Rivera Carrera no odia a los homosexuales, al contrario “los ama y sufre si ellos sufren”, por lo menos eso es lo que indica la publicación, y es la razón por la que se opone al matrimonio gay, pues no quiere que nadie sufra “daños que este tipo de unión suele provocar: daños a la salud espiritual, psicológica y física”.

Con Información de @diariodejuarez

Related Posts

La opción saludable para este año: yoga al desnudo Cuando estamos desnudos y nos aceptamos, la igualdad florece
El sudor del hombre reduce el estrés El estudio se hizo entre 100 parejas heterosexuales
Regresa Queer Eye for the Straight Guy La serie contará con 8 episodios y no tendrá a ninguno de los conductores originales
Propósito 2018: blanqueamiento de pene Los pacientes que han recibido dicho tratamiento tienen entre 22 y 55 años de edad

Tags: