Nuevo líder del centro-izquierda italiano propone una ley de uniones gay

matteorenziMatteo Renzi, alcalde de Florencia, es el nuevo secretario general del Partido Democrático (PD), la fuerza más importante del centro-izquierda italiano, tras imponerse de forma muy clara en las elecciones primarias del pasado 8 de diciembre. Saludado por numerosos medios como la gran esperanza de la izquierda italiana, lo cierto es que en materia LGTB la postura de Renzi, que ha dado a conocer su propuesta de uniones civiles, resulta bastante decepcionante.

El recién elegido líder del PD, partido que tras las últimas elecciones generales decidió formar coalición de gobierno con el Pueblo de la Libertad (PdL, el que fuera partido de Silvio Berlusconi) ha dado ya a conocer las líneas maestras de su propuesta: una ley de uniones abierta a todas las parejas, del mismo o de distinto sexo, que cubra cuestiones patrimoniales, fiscales y derechos de visita en hospitales, pero que excluiría en todo caso el derecho a la adopción conjunta. Una reforma cuya aprobación forma parte de la propuesta de nuevo pacto de gobierno que Renzi ha ofertado al resto de partidos.

Los colectivos LGTB italianos han expresado su decepción por la propuesta.“Inaceptable y fuera de tiempo”, la ha calificado por ejemplo Flavio Romani, presidente de Arcigay, para el cual la propuesta de Renzi no representa más que “el enésimo retroceso del Partido Democrático en el tema de los derechos de las parejas del mismo sexo”. Romani ha hecho un llamamiento a Renzi para que llegue a un acuerdo con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo para aprobar una ley de matrimonio igualitario, única solución“que nos hace a todas y todos iguales”“Cualquier otra vía representa inevitablemente una respuesta insuficiente a ciudadanas y ciudadanos que son considerados de serie B”, ha añadido Romani.

Una petición, la del presidente de Arcigay, que se antoja complicada. Renzi, católico practicante con importantes conexiones con la Iglesia italiana, nunca ha ocultado su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo y a la adopción homoparental. Por otro lado, tras las pasadas elecciones Renzi fue precisamente uno de los principales defensores del pacto PD-PdL en detrimento de un posible acuerdo con el M5S. Y aunque el PdL dejó formalmente de existir en noviembre tras los cambios forzados por Silvio Berlusconi, tanto este partido como sus herederos políticos (La renacida Forza Italia, que sigue liderada por Berlusconi, y el Nuevo Centroderecha -NCD- liderado por el viceprimer ministro Angelino Alfano) son contrarios al matrimonio igualitario. Está por ver, de hecho, si acceden a negociar con el PD la propuesta de uniones civiles. Alfano, por lo pronto, ya ha declarado queantes de pensar en las uniones civiles “debe pensarse primero en la familia”.El senador Carlo Giovanardi, también del NCD y conocido opositor a los derechos LGTB, ha expresado por su parte que la propuesta de Matteo Renzi va demasiado lejos, ofreciendo como alternativa discutir un “contrato de solidaridad y convivencia” de alcance muy limitado que pueda ser firmado por dos personas con independencia de la relación que les una.

Habrá que ver hasta dónde avanza la discusión, teniendo en cuenta que en el actual contexto político italiano parece prácticamente imposible que cualquiera de las propuestas del matrimonio igualitario ya planteadas ante el Parlamento sea aprobada.

@DosManzanas

Related Posts

Suburra de Netflix muestra un deseable personaje gay Spadino lucha con sus deseos sexuales reprimidos
Chile está a un paso de legalizar el matrimonio gay Las parejas del mismo sexo han podido realizar uniones civiles desde el 2015
Alemania podría legalizar el matrimonio gay Las uniones de parejas del mismo sexo son permitidas en Alemania, más no el matrimonio
Airbnb hace campaña a favor del matrimonio gay La campaña propone que los australianos lleven un anillo negro

Tags: