¿Por qué cada vez triunfan menos los grandes estrenos de televisión?

La televisión está atravesando un momento complicado. Como ha ocurrido antes con otros medios, la competencia de los nuevos medios está haciendo que pierda a los consumidores más jóvenes, que están abandonando el medio que dominaba sin problemas el mercado en el pasado por los nuevos medios que les ofrecen soluciones y experiencias que se ajustan mucho más a lo que ellos quieren recibir.

La cuestión está teniendo ya un impacto directo sobre las audiencias y está haciendo que las grandes cadenas pierdan espectadores, especialmente a los espectadores más jóvenes. Incluso los grandes momentos televisivos y los espacios en los que solían concentrarse grandes audiencias están perdiendo tirón y las cadenas se están encontrando con que las cifras de espectadores no son las que deberían o las que habitualmente se tenían en situaciones similares. Eso es lo que está sucediendo con el estreno de la nueva temporada televisiva.

La llegada del otoño supone la llegada también de las nuevas series de televisión y de las nuevas temporadas de aquellas series que triunfaron en la temporada anterior. Ese era el momento tradicional en el que las grandes cadenas conseguían despertar el mayor interés entre sus espectadores.

Según datos de Nielsen sobre el mercado estadounidense (y que pueden verse como una especie de termómetro de lo que sucederá en los demás mercados en el futuro inmediato), las series que se han estrenado esta temporada están viendo una caída en sus ratios de recepción de dos dígitos. La media de pérdida de audiencia está en el 25%, aunque una docena de series ha perdido por encima del 30% y solo dos series televisivas han caído en un porcentaje que no alcanza los dos dígitos.

¿Quién tiene la culpa de la situación? Los culpables son los jóvenes. Aunque las cifras generales de Nielsen y esa caída del 25% se explica por los hábitos de consumo de contenidos de una franja de población que va de los 18 a los 49 años, las cifras son más acusadas cuanto más jóvenes son los espectadores. Así lo señalan ciertos datos que recoge Business Insider.

La primera conclusión de estos datos es que los adolescentes y los millennials están viendo mucha menos televisión hoy de la que veían hace cuatro años cada semana. La franja de entre 25 y 34 años veía más de 30 horas a la semana de televisión en el primer trimestre de 2011. Ahora está en las más o menos 22. Los adolescentes presentan un panorama aún más llamativo. En 2011 veían 25 horas de tele a la semana. Ahora están en solo 15.

¿Qué ven los jóvenes?

Estos espectadores millennials y Generación Z no es que no vean la tele, es que no ven la tele de un modo tradicional. Ellos prefieren tener la libertad de ver los contenidos cuando les apetece y del modo que mejor les convenga, lo que hace que estos sean usuarios activos de los sistemas que permiten grabar los contenidos para verlos después (como por ejemplo TiVo) y, sobre todo, de los servicios de streaming. Los jóvenes son la gran masa de usuarios de Netflix, Amazon y compañía.

La tele no solo tiene que competir con sí misma y con las soluciones nativas online, también tiene que hacerlo con los vídeos que se comparten en Facebook o en YouTube.

Esto hace que la televisión no tenga más remedio que reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos, a menos que quiera acabar diluyéndose en los nuevos hábitos de consumo de los espectadores. Tener una fuerte presencia online es ya obligatorio y empezar a jugar con las mismas armas que los servicios que funcionan en internet más que recomendable.

Con Información de @PuroMarketing

Related Posts

Publican video sobre el final de Sense8 El video muestra un detrás de cámaras de la filmación del final de la serie
Los 5 besos gay más importantes de la TV Aquellos primeros besos entre dos hombres que a muchos han hecho estremecer
House of Cards seguirá sin Kevin Spacey La producción de la sexta y última temporada iniciará el próximo año
Facebook Watch estrenará drama juvenil escandinavo Skam (Shame en inglés), lleva cuatro temporadas en la televisora noruega NRK

Tags: