¿Pueden los hombres obtener un orgasmo anal?

Todos aquellos interesados en la penetración anal durante el sexo (gay o no gay) tienen claro que el secreto de la estimulación o penetración anal es el llamado punto G masculino, la próstata.

¿Y qué es exactamente la próstata?

Pues una glándula responsable de segregar el líquido seminal y, por tanto, ligada directamente al orgasmo masculino. Unida a la vejiga y a la uretra, se localiza por delante del recto de ahí su acceso e importancia durante el sexo anal entre hombres.

¿Puede llegarse al orgasmo y eyaculación solo con sexo anal?

Lo más normal es que no, que deba ser complementado con una masturbación (ya sea a cuenta propia o a cuenta ajena), pero también es cierto que sí hay quien consigue una predisposición física y mental, orgánica y nerviosa que le permite llegar al climax sin necesidad de masturbación complementaria.

¿Y cómo favorecer esta condiciones para tener un orgasmo anal totaly casi involuntario?

1. Relájate lo máximo posible, así favorecerás la penetración y la adaptación de tu cuerpo al pene.

2. Comienza con un suave masaje para acostumbrar la sensibilidad de esa zona.

3. Estimula el anillo del ano, que puede llegar a ser casi tan importante como la mismísima próstata, ya que incluso puede llegar a provocar orgasmos.

4. Realiza movimientos suaves, lentos y circulares, complementados con caricias en otras partes del cuerpo.

Y así, con la lógica paciencia, cuidado y cariño poder alcanzar ese orgasmo anal masculino con el que todos sueñan.

Related Posts

Todo sobre el vello púbico masculino No es necesario depilarse el vello púbico y si quieres recortarlo o arreglarlo un poco, hazlo con mucho cuidado.
Netflix estrenará película para el Gay Pride El 8 de junio tienen una cita con Alex Strangelove en Netflix.
La película que cambió el discurso sobre el cine gay 20th Century Fox se convierte en el primero estudio en tiempos recientes en respaldar una película protagonizada por un personaje homosexual.
La prueba del semen en el antiguo ejército romano Pero para ser considerado un soldado de élite se tenía que probar la hombría tragando semen.

Tags: