Ser homosexual en Venezuela

gayHomosexualidad, transexualidad y violencia de género. Tres grandes tabús que Venezuela nunca imaginó llevar a la gran pantalla hasta que Miguel Ferrari lo ha hecho. El cineasta, harto de la discriminación existente en su país, escribió ‘Azul y no tan rosa’, una película que cuenta la historia de Diego, un fotógrafo gay cuya pareja sufre un ataque homófobo. “Hice esta película para llamar la atención, hablar de aquello de lo que no se habla por prejuicios”, explica a EL MUNDO. “El mundo hay que verlo multicolor, no monocromático”.

Ferrari, que lleva 15 años viviendo a caballo entre Caracas y Madrid, reconoce que la idea de llevar a cabo este filme surgió hace algunos años, cuando en España se estaba debatiendo la aprobación del matrimonio homosexual. Y al ver que en un país europeo había todavía sectores “que se echaban las manos a la cabeza”, comenzó a plantearse cómo sería la situación en Venezuela. Inició entonces una labor de investigación y descubrió que aún hoy se siguen produciendo crímenes homófobos. De hecho, pocos días antes de estrenar la película en Venezuela, “a un chico le llenaron de gasolina y le prendieron fuego por ser homosexual”.

El actor y director afirma que esperaba que ‘Azul y no tan rosa’ tuviera una buena acogida entre el público, pero reconoce que nunca imaginó que la suya sería una de las películas más taquilleras de la historia del país: 600.000 espectadores han pasado por taquilla. “Que estuviera ocho meses en cartelera me sorprendió mucho”, dice.

Su ópera prima tiene un palmarés notable, pero le falta el Goya. Y en eso están estos días, en la pelea por lograr que los académicos la vean y la tengan en cuenta para la categoría de Mejor Película Iberoamericana, algo que “sería un gran premio para la cinematografía de mi país porque está resurgiendo con nuevas propuestas”. A nivel personal, Ferrari reconoce que conseguir la estatuilla sería “un reconocimiento a mi trabajo y a todo el esfuerzo que he hecho pero que viene como añadidura a querer siempre dar lo mejor de mí”. “En mi país, un Goya es como el Oscar del cine español”, añade.

No sorprende que Argentina, México o Chile se encuentren entre las candidatas a obtener estos premios españoles, pero ‘Azul y no tan rosa’ es la propuesta más fresca. “es la película que conecta con la gente emocionalmente”, dice su director.

¿Y después? El director venezolano ha reconocido que tiene entre manos un proyecto que le tiene “entusiasmado” y en el que habla de los seres humanos, de sus dudas y angustias. Otra película que “no va a dejar indiferente a nadie”.

@elmundoes

Related Posts

Fotógrafo explora la sexualidad gay en lugares públicos Las escenas pueden ser perturbadoras, pero es intencional, ya que se busca agrandar el margen de tolerancia.
Boy Erased se centra en las terapias de conversión Boy Erased se estrena en noviembre en Estados Unidos.
Dos integrantes de una boy band coreana a punto de darse un beso en el escenario Minseok se acerca a Chanyeol, y cuando lo hace se voltea para darle un beso en la boca, a lo que reaccionan ambos sorprendidos.
Estudio concluye que parejas abiertas o no, pueden ser igualmente felices Las personas que tienen sexo para estar cerca de su pareja, así como satisfacer sus necesidades sexuales, son más felices.

Tags: